Sistema fascial

Posted by Pancho Vilela | julio 14, 2017 | noticias
Sistema Fascial

¿Que son las fascias?

Las fascias se hallan en todo el cuerpo. Recubren los músculos, órganos y huesos, incluso nuestros vasos sanguíneos. Dependiendo de donde se sitúen, las fascias tienen una estructura diferente.

Son capas de tejido conjuntivo formando una red que recubre, da soporte y comunica a todo el cuerpo entre sí.

Este tejido posee tres componentes principales: colágeno, elastina y un complejo gel de polisacárido que se conoce como “sustancia fundamental”.

Está dispuesto en todas las direcciones: de arriba para abajo, de atrás para adelante, de adentro para afuera lo cual hace que todo esté conectado con todo; Mantiene nuestra integridad estructural y hace que las diferentes partes de nuestro cuerpo se interrelacionen y mantengan una forma.

Por ello si  actuamos sobre las fascias, también lo hacemos sobre la forma corporal y la postura.

Funciones del sistema fascial

Ofrecen sostén a las estructuras del cuerpo, músculos, huesos, y órganos, permitiendo las palancas para realizar los movimientos

  • Información fascial
  • Genera la forma que tiene nuestro cuerpo.
  • Amortigua los impactos que recibe el cuerpo. La información de estos impactos, tanto físicos como emocionales, se graban en la fascia.
  • Posee receptores nerviosos que acumulan información sobre la posición en la que se encuentra el cuerpo.
  • Favorece la circulación, sobretodo la venosa y linfática.

Las fascias son tejido conjuntivo que debido al ritmo de vida actual se suele encontrar acidificado y estresado, por lo que pierde sus funciones. Se vuelve rígido, enquista información emocional y física (en lugar de amortiguarla y liberarla).

En sánscrito esta información se denomina “Samskaras”: impresiones grabadas en nuestra mente que dan lugar a nuestras creencias, a nuestras actitudes e incluso modelan la personalidad.

Importancia de las fascias en nuestra salud

Fascias y tensegridad

El diseñador R. B. Fuller acuñó el término “tensegridad” a partir de la expresión “integridad tensional”, en referencia a las estructuras que mantienen su integridad gracias al equilibrio de fuerzas de tensión continua por toda la estructura, que se oponen a la compresión.

Este término se aplica a las fascias y al movimiento y permite entender que :

– Estructura y función están interrelacionadas.
– Los cambios en un punto tienen efecto a otra zona de la estructura.

 

La práctica de Hatha Yoga y particularmente el alineamiento Bowspring trabaja las fascias de manera integral, dentro de un alineamiento postural óptimo que mantiene un funcionamiento correcto del sistema miofascial. Esto garantiza un tono armónico en todo el cuerpo y nos permite reprogramar nuestra postura por defecto, asegurando salud a largo plazo del cuerpo-mente-corazón.

Relación del sistema fascial con tus creencias

¿Qué piensas cuando vez a alguien caminado con la cabeza hacia abajo, el pecho hundido y los hombros enrollados? ¿Cómo te imaginas que se está sintiendo en este momento? ¿Crees que es feliz? ¿Alegre? ¿Deprimido?

Se puede ver en este ejemplo cómo nuestro estado interno del ser está ligado íntimamente con la postura del cuerpo.

Cuando mantenemos una cierta postura durante un largo período de tiempo estamos entrenando sin darnos cuenta, nuestro sistema fascial para moldear a esa posición en el espacio. Esto crea un bucle de retroalimentación de la postura y de creencias asociada a ella.

Alineamiento columna

Prueba este pequeño ejercicio para sentir cómo funciona esto en tu propio cuerpo:

Comienza muy sutilmente por levantar el pecho hacia arriba y alarga la cabeza ligeramente hacia el techo.

Realiza una inspiración profunda y eleva tu pecho un poco más. Exhala y deja que tu cuerpo se relaje y se asiente en esta posición. Quédate aquí un par de respiraciones más, notando qué sensaciones sutiles se sienten en todas partes de tu cuerpo. ¿Ha cambiado tu estado de ánimo? ¿Tu cuerpo se siente diferente?

Cuando las restricciones fasciales suceden en la zona del pecho (que suele pasar cuando estamos sentados en un escritorio todo el día) se vuelve mucho más difícil mantener una actitud positiva ante las situaciones estresantes de la vida. Cuando el pecho se desploma hacia adelante, tendemos a patrones de pensamiento negativos derrotistas. Cuando liberan las restricciones en el pecho, es mucho más fácil tomar una posición positiva en nuestras vidas, tanto en sentido literal y figurado.

Cuando tus fascias se relajan se relaja tu vida

Hay tantas terminaciones nerviosas descansando en las capas de la fascia de tu cuerpo, que algunos consideran que es un órgano sensorial en sí mismo.

Ofrecen un enorme sentido de la  propiocepción, el sentido que usamos para determinar la posición de nuestro cuerpo en el espacio. Si has intentado alguna vez tocarte la nariz con el dedo con los ojos cerrados, estabas usando tu sentido de la propiocepción.

Liberar el sistema fascial restablece el mecanismo de la propiocepción, y permite estar más en sintonía con los cambios sutiles en la posición y la postura.

“Cada persona es única, es una expresión de muchas circunstancias; a través de la experiencia física y psicológica, le damos forma a nuestro cuerpo y a sus tejidos: LA VIDA NOS MOLDEA”

 

Desi Springer – Bowspring Sridaiva

“Somos lo que nuestras fascias contienen”. A través de la práctica del Yoga, y específicamente de Bowspring, generamos cambios físico-químicos en las fascias permitiéndoles realizar sus funciones correctamente, lo que se traduce físicamente en mejoras posturales, liberación mental y emocional.

 

#Eva Varela @Inspira

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Abrir chat
Hola ¿En qué podemos ayudarte?