¿ Donde inviertes tu moneda tiempo ?

Posted by Pancho Vilela | noviembre 4, 2020 | noticias

Hoy me gustaría invitarte a una pequeña reflexión mirando donde pones tu dinero con la siguiente perspectiva:

¿Te suena la frase el tiempo es oro? Antes se valoraba el dinero que tenía un país por sus reservas de Oro, pero eso ha cambiado ya en el 1971.

Considera el dinero que tienes, fruto de tu trabajo, como una materialización de tu tiempo. El tiempo que le dedicas a una labor, inversión, negocio, tarea…

Cuando compras algo estás invirtiendo ese tiempo en el tiempo de otra persona/empresa que produce algo, presta un servicio, cubre una necesidad. Se podría decir que estás sosteniendo o financiando aquellas empresas o personas, por lo que, más allá del producto en sí, es interesante ver el valor que aporta esa empresa.

 

Puedes utilizar distintas “varas de medir”, algunas de las que yo considero importantes en estos momentos son la sostenibilidad del producto y medioambiente, los valores de la empresa y como trata a sus empleados, el valor que puede aportar con sus acciones, la calidad de sus materiales… de forma que cuando compro algo trato de ver más allá del precio o del producto final. A todos nos gusta comprar barato, pero cuando tiene poca calidad y se estropea, de forma que parece incluso programada, cuando se avería sin arreglo, cuando la atención al cliente es mala nos acordamos de que lo “barato sale caro” pero no sólo eso…

 

Un ejemplo concreto: Es muy fácil entrar en Amazon, dar 3 clicks y que por un módico precio te llegue un producto a casa al día siguiente. Todos lo hemos hecho, sobre todo en esta época que nos ha tocado vivir… ¿verdad?

Detrás de eso hay una empresa que no crea ni fabrica ni aporta valor sino que presiona a fabricantes para que le vendan productos a menor precio, paga cantidades ridículas a las empresas de transporte basándose en su gran volumen y teje una red de paquetería en la que los empleados son explotados o sustituidos por máquinas….  Con esta estrategia  ha atesorado en pocos años más dinero que todo el PIB de España y no para de crecer, aunque quizá pague menos impuestos que la librería de tu barrio, esa en la que una persona, seguramente con gafas y pasión por la lectura te atendía personalmente y te hacía recomendaciones, esa misma que seguramente ya haya dejado de existir.

¡¡¡ INCREIBLE !!! Me encantan las sincronías que se producen a veces, justo AHORA que estoy escribiendo esta publicación, en este preciso instante, una furgoneta de reparto de Amazon se para frente al escaparate de Inspira. 😮

 

Me gustaría que tuvieras una reflexión  sobre qué pasaría si al final todo el dinero estuviese en manos de unas pocas grandes empresas que no aportan valor al producto, que no son ecológicas, que explotan a sus trabajadores, que se basan sólo en fomentar el consumo para enriquecerse, que no aportan ni siquiera con los impuestos. En otra época esto sería un saqueo, unos piratas, una invasión…

Esto ya está pasando y ese mercado tiene el poder ahora de influir en la economía y decisiones políticas de un país, que seguramente podría hacer las cosas de otra forma, pero en realidad, nosotros somos los responsables.

Todos sabemos que las restricciones y limitaciones actuales pueden partir de una necesidad sanitaria pero están claramente influenciadas por la economía y la política. Si sólo fuera una cuestión de Salud todo sería totalmente distinto, el problema es que hay otras cuestiones e intereses que tienen más peso que las propiamente sanitarias y el bien común.

 

Ahora ponte en la situación de que decides invertir en las personas, pequeñas o grandes empresas que si cuidan el producto, que tratan de ser sostenibles, que te atienden personalmente, que aportan a tu entorno de forma directa o indirecta, que te ofrecen algo de calidad, quizá algo más “caro” pero que tiene mucho valor añadido, que protegen la libertad e intereses generales o al menos no van en contra de ellos, que incluso ofrecen algo que ayuda al medioambiente o a tu bienestar.

Ejemplos sencillos como comprar en tiendas de barrio, productos de cercanía, artesanos, el mercado local, apoyar autónomos o pequeñas empresas como la ferretería del barrio… si, esa que después de 10 minutos tratando de ayudar a descubrir que es ese “coso” para el “chisme” consigue encontrarlo y te cobra 40 céntimos de euro….

Además este tipo de decisiones suelen conllevar a otros beneficios, como la salud de una alimentación basada en alimentos de temporada y cercanía, objetos de mayor durabilidad, relaciones personales y otras maravillosas sinergías de un consumo consciente.

Estamos a favor de la evolución y está claro que el mundo está cambiando. Hay algunas cosas que parece que van hacia hacer más ricos y poderosos a ciertos personajes, casi siempre los mismo que van comprando y absorbiendo otras empresas….. todo esto podría dirigirse hacia una forma sostenible, responsable y evolucionada de vivir en común unidad con otras personas. Una forma en la que cada uno va encontrando aquello a lo que le gusta dedicar su tiempo, que va a hacerlo lo mejor posible porque es su pasión, que va encontrando un sentido en el hecho de realizar una labor…

En estos momentos muchos autónomos y pequeños negocios se están literalmente jugando la vida, han cerrado o están en alto riesgo de cerrar, mientras algunas grandes empresas siguen creciendo en dinero y poder, se están haciendo con tu tiempo.

 

¡ Tú eres pieza clave en el mundo que se está construyendo !

¿¡ Vas a seguir comprando productos de mala calidad envueltos en plástico hasta llegar a la estupidez de que un supermercado venda una naranja pelada envuelta en un film en una bandeja no biodegradable ¡? ¿ De verdad es eso lo que quieres? Pan para hoy y hambre para mañana, porque si, esta forma de mercado que sólo busca la rentabilidad económica ya ha llegado a la alimentación y la sanidad…. ¿Vas a financiarlos?

Esa es la verdadera responsabilidad: donde inviertes tu tiempo.

 

Alguna vez una reflexión como esta me hizo ver las cosas de otra forma y estoy tratando de aprender a vivir de forma más consciente. Ojalá estas palabras sirvan de inspiración para plantearnos donde invertimos nuestro valioso tiempo.

 

Agradezco cualquier comentario  ¡ Muchas gracias por tu moneda tiempo !

 

Blog Comments

Tus palabras siempre inspiran. Gracias por abrirte y ayudar a abrir los ojos. Ánimo en esta etapa de incertidumbre en la que algunos crecerán, otros morirán y otros tantos nacerán. Son clave la empatía y la unión, a pesar de la (forzosa) separación. Pero creo que, sólo juntos somos más fuertes.

Gracias Pancho por tu reflexión. Ahora que nos toca vivir más hacia adentro, sopesando cada paso que damos, es el momento de decidir qué dirección queremos tomar. Siendo dueños y también responsables de cada paso que damos. Un abrazo muy fuerte.

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Abrir chat
Hola ¿En qué podemos ayudarte?